Itinerario para un día cualquiera.

Sale de casa. Va hacia la parada de bus más cercana. Se sube al bus que lo conducirá a su lugar de trabajo donde cumple el horario previsto. Decide ir en metro por lo que se dirige a la boca de metro más cercana donde esperará que pase el siguiente tren. Sube al vagón que le queda enfrente o camina hasta entrar por la siguiente puerta al vagón de delante. Se sienta al lado de una chica que está leyendo. Entabla conversación con ella, se ríen, se caen bien, sedan los números de teléfono y quedan para el día siguiente. Acude a la cita, se besan, se enamoran, van a su casa, hacen el amor, se frecuentan con asiduidad, se van a vivir juntos, se casan, tienen hijos, envejecen juntos. No le dice nada a la chica junto a la que se ha sentado en el metro. Se sienta en otro lado. Sube al primer vagón. Deja pasar ese tren y decide esperar al siguiente. Prefiere ir al trabajo andando. Decide girar hacia la derecha. Elige cambiar de acera en un paso cebra. Espera a que el semáforo del peatón se ponga en verde y entonces cruza. Prefiere pasar aunque el semáforo del peatón aún esté en rojo y es atropellado por una camioneta. Decide girar hacia la izquierda. Se sienta en el autobús junto al lado de un señor con bigote. Prefiere tomar un taxi. Le dice al taxista que lo lleve al aeropuerto y toma el primer vuelo que encuentra que salga del país. Se salta la parada de metro y se baja dos paradas después. Decide coger la línea contraria para enmendar su error. Decide no ir ese día al trabajo y sentarse en el banco de un parque. Se sienta a su lado una chica. Decide entablar conversación. Se ríen, se caen bien, ella se marcha porque llega tarde a algún sitio y no vuelven a verse jamás. Decide no entablar conversación. Pasa otro tren por la parada de metro pero prefiere esperar al siguiente. Acude a la cita pero ella no acude. Se van a vivir juntos pero al poco tiempo se separan. Deciden no tener hijos. Ella muere y el envejece solo. Él muere y ella envejece sola. Sigue andando todo recto y al pasar por una calle estrecha le cae una maceta a la cabeza desde un balcón y lo mata. Llega tarde al trabajo. Lleva tres horas en el trabajo y decide dejar todo e ir al aeropuerto y subir al primer vuelo que salga del país. Sale de casa y se va al bar. Camina por la calle y se cruza una chica que cree conocer aunque no la haya visto jamás antes en la vida. Sigue dejando pasar trenes en la estación de metro. Tuerce a la izquierda. Tuerce a la derecha. No sale de casa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s