Paisanaje de un parque.

En un banco de un parque un viejo da de comer migas de pan a las palomas. Un poco más allá un niño aprende a ir en bicicleta. Se cruza con este un señor con barba paseando un perro. Del otro lado un joven se besa con su novia detrás de unos arbustos. Más allá  un padre balancea a su hija en los columpios. Pasa no muy lejos un tipo que camina sombrío y solitario ensimismado en sus pensamientos. Al lado del camino un estudiante lee a la sombra de un árbol. Cerca de donde un anciano es paseado en silla de ruedas por su hija. Un chico se divierte con sus amigos unos metros más allá. No demasiado lejos un hombre pasea al lado de su esposa. Más adelante un adolescente juega sobre la hierva del prado con un balón. Cerca de donde un bebé es paseado en un carrito por su madre. Justo cuando el niño de la bicicleta cruza raudo y asusta a las palomas a las que el viejo del banco les daba migas de pan. 

Y el viejo reconoce al niño porque es él mismo. Y también al señor con barba que pasea al perro, al joven que se besa con su novia, al padre, al tipo sombrío, al estudiante que lee, al anciano de la silla de ruedas, al chico que se divierte con sus amigos, al hombre que pasea con su esposa, al adolescente y al bebé. Y todos son él. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s