Elección de un lugar.
El paleontólogo decidió excavar en ese fondo de bosque en el que su intuición labrada tras años de experiencia le decía que pudiera haber indicios de algún restos de esqueletos fosilizados. Millones de años antes un dinosaurio intuyó que ese era el lugar por donde debía pasar sin tener en cuenta que pudiera caer por esa pendiente y lastimarse de tal modo que ese mismo sitio se convirtiera en su lecho de muerte. Quedando posteriormente sus huesos fosilizados con el tiempo hasta ser encontrados por el insigne paleontólogo que ahora ve asomarse lo que parece ser un fémur.
De modo que su intención parece haber sido la correcta y la elección de ese fondo de bosque como lugar de excavación va a reportarle un inminente éxito entre sus colegas, así como una efímera fama en los medios de comunicación locales. No fue tan provechosa la decisión del dinosaurio que encontró el infortunio al acercarse a ese sitio millones de años atrás pudiendo haber elegido otros caminos por los que hubiera transitado de forma más segura y poder haber proseguido, entonces, una quizás larga y fructífera vida de dinosaurio.
Hecho que, de esa forma, hubiera convertido la elección de ese fondo de bosque como lugar de excavación por parte del paleontólogo en un esfuerzo inútil e inerte que tan solo le hubiera deparado un fracaso más.
Pero su visión incuestionable de ese esqueleto fosilizado le reporta una incontenible dicha a nivel profesional que aboca irremediablemente a dicho dinosaurio a haber tenido que sucumbir a la fatídica elección de escoger ese fondo de bosque como lugar de paso y haber tenido que encontrar en este la muerte para alegría de paleontólogos, cronistas de aburridas noticias locales que podrán evadirse por un momento de los triviales sucesos rurales de su comunidad y asombro de niños que podrán observar algún día en el museo el fémur de un dinosaurio que no pudo escapar a la intuición remota de un paleontólogo que lo condenó a muerte con su mirada asesina desde un futuro que aún tenía que suceder millones de años después.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s