La improbabilidad de la existencia:

Los seres humanos declaramos nuestra estupefacción por ser dada la ínfima probabilidad de existir debido al cúmulo de casualidades estrambóticas que han tenido que acaecer para que uno pueda llegar a ser uno mismo. Empezando por el inexplicable hecho que de los millones de espermatozoides eyaculados por nuestro progenitor el que fecundó el óvulo de nuestra progenitora, que también fue el preciso óvulo que nos correspondía, fuera el que correspondía a nuestra creación. Sumándole a esta mínima perspectiva todas las hordas de anteriores y posteriores espermatozoos que pudiendo haber fertilizado ese mismo óvulo o cualquier otro no lo hicieron.
A todo esto hay que añadir que nuestros progenitores se aparearan o llegaran a conocerse nunca. Que los sendos progenitores de nuestros progenitores se hubieran apareado también sucesivamente así como todos sus múltiples y divergentes ancestros. Que nuestra especie sobreviviera como tal contra otras especies posibles y evolucionara de forma que acabara conformando seres humanos. Que antes de eso la vida llegara a abrirse paso en nuestro planeta y antes de eso se hubieran dado las condiciones pertinentes para que el planeta Tierra pudiera albergar vida.
Para eso antes, incluso, fue necesario que nuestro planeta se creara en el lugar justo de la Galaxia en que no estuviéramos ni tan cerca ni tan lejos del Sol que las condiciones metereológicas no imposibilitaran dicho fenómeno existencial. Para lo que evidentemente, fue necesario que nuestro astro rey se hubiera formado de tal modo que la perdurabilidad de su fulgor permitiera que se fueran creando planetas a su alrededor. Y además ha sido necesario al menos en nuestro caso que una vez formados ningún meteorito los destruyera.
También para que existiera el Sol y existieran los planetas y existiera la vida y existiera nuestra especie y existieran nuestros ancestros y antecesores y antepasados y progenitores que fecundaran nuestra existencia fue necesario que explotaran antes otros soles de los que se conformarían las partículas atómicas de las que estamos compuestos. Y que existiera el Big-Bang desde el que se desencadenaría todo.
Pero, luego, también fue necesario que la fuerza de gravedad que atrae las masas de las partículas tuviera el valor preciso que la determina y con que tan solo este baremo hubiera sido ínfimamente modificado la posibilidad de que nuestro universo tuviera galaxias, soles y planetas y vida que en estos albergara no sería posible. Y es que si solo la fuerza electromagnética o la fuerza nuclear débil variaran mínimamente en su exacta regulación nada de esto sería posible y tú no hubieras llegado a nacer nunca en un universo vacío e inerte incapaz de producir ningún hábitat posible en el que nacer.
Pero, una vez sucedidas todas estas casi infinitas peculiaridades para que ineluctablemente tu acontezcas en el mundo, aún se debieron dar una multiplicidad de factores inauditos para en que cada cosa que ocurrió desde tu nacimiento llevara a la inexplicable sucesión de acontecimientos que después de incontables decisiones propias, acaecimientos ajenos, influencias múltiples y variopintas e infinitos sucesos condujera a la tan altamente improbable casualidad de que tú seas tú. Y estés ahora mismo aquí leyendo este texto que te corrobora en tu existencia propia como tal.
A no ser que cualquiera de los innumerables hechos que fueron necesarios para esto hubiera sido otro y entonces tu no existirías o estarías en otro sitio o es justamente el hecho nimio que ha hecho que ahora estés aquí en vez de ser quien debieras ser.
O, incluso, puede que sea el hecho de estar aquí leyendo esto lo que haga que en un futuro puedas llegar a dejar de ser tu mismo y convertir tu existencia en algo imprevisto que no hubieras podido llegar a concebir jamás.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s