La orgía del fin del mundo.

En la Gran Orgía del Fin del Mundo yacerán millones de seres humanos entreverados como espaguetis a la carbonara para solaz de los profetas que pertrecharon con sus vaticinios orgiásticoescatológicos tal situación. Participarán en la gran orgía todos aquellos que estén dispuestos a aceptar el fin de la historia de la humanidad con lujuria y lascivia, aquellos a los que les predomine un fuerte arrebato de concupiscencia antes que el temor riguroso de morirse ese día. Será indispensable, eso sí, que el que participe crea fehacientemente que ese es el último día de la existencia en el planeta o quizás en el universo y desde esa concepción clara de finitud se acerque humildemente a participar de los goces de la saturnalia en cuestión. No dejará de haber quien aun descreyendo del funesto vaticinio del Armagedón final intente participar del bullicio general por meras ansias fornicatorias. Pero de nada servirá ante el absoluto deleite reinante que hará que cualquier persona que se integre a los voluptuosos desenfrenos no pueda evitar creerse en la inminente finitud del instante.
Todo los participantes de la colosal orgía estarán entonces indudablemente convencidos de que es la orgía última y el momento culminante y definitivo del devenir de sus vidas, de la historia del mundo y el discurrir del tiempo y del espacio de la que no se ha de regresar jamás. Por otra parte, como en cualquier escarceo amoroso que valga mínimamente la pena sucede.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s