Multiplicidad existencial.

Tengo 7 maneras de andar diferentes, 34 risas distintas, 20 olores de pelo desiguales. Mi conciencia no siempre es la misma conciencia y me visto de diversas formas según el día, según el tiempo que haga, según mi estado de ánimo o mi forma de ser al levantarme.
Tengo 12 nombres diferentes con los que presentarme, por los que ser llamado, a los que atender. Me gustan múltiples sabores de helado según las preferencias de mis varias papilas gustativas. Tengo cuatros formas distintas de toser, de tener hipo y de bostezar.
La forma de entender tu rostro a través de mi mirada varía según mis múltiples maneras de mirar que conformarán indefinidas formas de ti.
Poseo tantos silencios como fórmulas tengo de callar y de no decir nada. Luego, cuando hablo, tengo muchísimas voces diferentes y, además, contradictorias. Tengo mil maneras de ser libre, tengo mil maneras de rendirme.
Tengo tres corazones como los pulpos, cinco estómagos como los rumiantes y varios tonos de piel como el camaleón.
Tengo tantísimas formas de ser e inacabables maneras de existir. Una docena de opciones para darte la mano, un montón de formas de besarte, un surtido inagotable de maneras distintas de hacerte el amor.
Tengo varias formas de tener miedo, de ponerme triste, de pensar en ti. Tengo múltiples y contradictorias maneras de recordarte y diversos sistemas para olvidarte.
Aunque también tengo varias formas de seguir amándote un poquito. Al menos tres. Una por cada corazón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s