Categorización de los habitantes del mundo.

El mundo se divide en a/ personas que deambulan tan absortas en su mirada que no ven más allá de su propia retina y que por consiguiente pueden ser fácilmente atropelladas por un autobús, b/ seres de otro mundo que pululan por las calles convencidos de estar visitando un espacio o un tiempo que, sin embargo, no son más que la ausencia del lugar lejano en el que debieran encontrarse ahora mismo y c/ aquellos que sabedores de que existen las clases a y b de personas en el mundo intentan efusivamente no ser taxonomizadas en ninguna de estas, sin apenas conseguirlo.
Por lo demás, tú eres tú a pesar de tu comportamiento ajeno a lo que tendrías que ser y tu carácter jamás coincidente con el que supuestamente deberías tener. Además del hecho innegable de que entonces yo requeriría ser yo y nosotros seriamos de ese modo la equivoca confluencia de nuestras sendas incognoscibilidades.
Solo nos uniría entonces la desdicha compartida de saber que ellos si son ellos. Con sus andares metafísicamente patizambos y su inconsistencia existencial. De este modo, la conciencia de la conciencia de la inconsciencia general de las cosas nos aúna en una especie de amalgama de desconsuelo mutuo y vagamente recíproco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s