El imposible retorno.

Nada ha de volver de aquello que aconteció. Ni lo muertos han de volver a la vida, ni los días pasados regresarán para que podamos cometer nuevos errores o quizá de nuevo los mismos. No volverán las golondrinas de antaño sino otras diferentes o como mucho las mismas cambiadas por el tiempo o la climatología. No volverá a suceder el pasado de forma idéntica por mucho que el invierno se recree en repeticiones vacuas de rituales que jamás son los mismos. Ahora una silla vacía, ahora un nuevo llanto o diferentes risas que pronto dejarán paso a otras o a más silencio.
No regresarán de nuevo los héroes del pasado por mucho que la historia se empeñe infructuosamente en meros simulacros de vagas repeticiones de hechos completamente distintos. No serán las mismas guerras, ni las mismas epidemias, no destrozarán de nuevo el mismo jarrón distintos terremotos. No será la misma vuelta sobre sí misma cada día la del planeta tierra, ni tampoco será idéntico el perihelio cada año alrededor del Sol. Tampoco será igual cada vuelta del electrón alrededor del núcleo del átomo.
No serán los mismos pantalones los que vuelvan a ponerse de moda otra década más, ni será el mismo libro el que hayas vuelto a leer de nuevo, ni serás tu el que fuiste hace años, hace días o hace un rato. Jamás podrás bañarte de nuevo en el mismo rió.
Pero si nada ha de volver, porqué estoy yo aquí de nuevo escribiendo esto de forma perpetua una noche más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s