Belleza prohibida.

Se ha prohibido tu mirada en los centros de rehabilitación de pirómanos. Se han prohibido tus caderas cerca de las fallas sísmica de San Andrés y en el cinturón de fuego de que resigue Japón. Se ha prohibido tu sonrisa en el Louvre para que no desmerezca la de la Monalisa. Se ha prohibido tu escote en el ministerio de vértigos y precipicios. Se han prohibido tus pupilas en el centro de detección de agujeros negros de la NASA. Para que no confunda a los telescopios y radares siderales.
Se han prohibido tus andares en la convención de péndulos y medidas a petición del comité de alabeos y contorneos de cintura. Se ha declarado persona non grata tu belleza en el laberinto de espejos incapaces de deformarla, en la reunión anual de orquídeas envidiosas y el simposium de crepúsculos envilecidos por ti.
Se han prohibido tus hombros en la Luna para que no la ignoren los astronautas poetas. Se ha impugnado la existencia de las pecas de tu espalda en las noches de otoño para no menoscabar a las estrellas. Y tus labios están vetados en los siete mares por riesgo de tsunami de pasión.
Tus pestañas están prohibidas en el ártico en la época de la aurora boreal. Tu ombligo es delito en más de catorce estados de estados unidos. Se ha vetado en la convención de aritmética de Obregón la asistencia de tu nariz porque su perfección deja a las matemáticas en una ciencia imperfecta.
Está prohibido mentar tu mentón en presencia de ninguna de las nueve musas de la Gracia Clásica. Se han censurado tus orejas en la filarmónica de Londres por temor a que hagan palidecer las sinfonías en comparación a ellas. Y están proscritos tus pechos en el Everest.
Tu cuerpo entero es un atentado contra la belleza del mundo que agoniza en tu contemplación, que sucumbe en tu presencia y se mustia por el fulgor irreductible que emana desde cada milímetro de tu ser a través de la luz hasta la mirada contemplativa del Sol, que enceguece ante ti.
Pero yo me arriesgo. Y te miro un poquito el culo de soslayo al pasar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s