Como si lloviera.

Como si las huellas dejadas sobre la tierra mojada del parque pudieran delatar tu forma de andar, la sinuosa cadencia de tus pasos, la dirección de tu destino, el preciso ondular al viento de tus cabellos mientras caminas.
Como si en las arrugas que deja la ausencia de tu cabeza en la almohada se pudiera corroborar los sueños que tuviste esta noche, tus anhelos futuros, tus preocupaciones vanas y el ritmo exacto de los latidos de tu corazón. Si soñaste con un dinosaurio o que vivías en la Luna dentro de un cráter o en el Polo Norte dentro de un iglú.
Como si en el vaho de tu respiración en el espejo del cuarto de baño se pudiera vislumbrar tu manera de besar, la tersura esponjiforme de tus labios. Y quedara impreso en la niebla opaca que emborrona tu rostro el ritmo de tus pestañeos, el mapa del cielo en tu mirada una tarde de otoño, la entrecortada respiración de tus jadeos en el coito, la forma misma de las nubes y el deseo.
Como si del rastro de tus huellas dactilares en mi piel se pudiera deducir tu identidad secreta y tus más ocultos misterios quedaran traducidos en el braille de los poros de mi erizado antebrazo.
Y quedara así el universo deducido al contacto de nuestras sendas epidermis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s