Otras vendrán:

Otras vendrán que serán más bellas. Y querrán los despojos de aquello que tu rechazaste. Anhelarán el detritus malherido que dejaste en agria despedida para que las generaciones venideras de amantes recojan los despojos que dejó tu ausencia.

Y cuando las nuevas también se marchen pudriendo un poco más este corazón cansado de latir volveré a quedar maltrecho y dispuesto a merced del viento fresco de una nueva primavera. Permaneceré impertérrito y digno como un jarrón roto y pegado en mil pedazos en la resiliencia amorosa de los días. Y me levantaré de nuevo ante otra nueva recaída y otra vez sucumbiré a tus encantos en el cuerpo de otra y me enamoraré de tu mirada en los ojos de alguna, de cualquiera que vuelva a conseguir hacer renacer en mi interior un vuelo de golondrinas con algo de azucena , jazmines y alacrán.

Y cuando mi esperanza, sombría e inerte, quede atrincherada en un rincón solitario de mi habitación por una despedida tenue apenas requerida, yo tampoco entonces me rendiré. Y seguiré buscando a otras que me amen después del amor con el único deseo delirante de ser querido por un rato antes de ser abandonado para siempre. Y en esa supremacía del instante por encima de lo eterno yo… viviré.

Y luego seré feliz y desdichado al mismo tiempo en el recuerdo de aquello que fue, de lo que pudiera haber sido e, incluso, de lo que jamás será.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s